Gana dinero por compartir tus enlaces!
Jueves, 17 de septiembre de 2009


En Chivas arranca una nueva era, una época que en otros tiempos se veía imposible de concebir y que hoy, a través de la charla, se encontró una empatía por ambos lados, pues mientras hace algún tiempo Jorge Vergara bajaba del barco de aspirantes a dirigir a la Selección Nacional, ahora el mismo Vergara Madrigal incorpora a su proyecto personal, que es Chivas, como director técnico.

En una presentación donde uno de los elementos más visibles fue la compatibilidad de caracteres a través del diálogo y del convencimiento, Chivas dio a conocer a Raúl Arias como director técnico del Rebaño.

"El proceso fue que el Consejo puso a los candidatos, se hicieron las entrevistas con ellos, se tomó la determinación y llegamos a un acuerdo y nos da mucho gusto. Es interesante, hubo mucha comunicación. Es el más adecuado para sacar al equipo y con su experiencia levantará el vestidor y llevará a los jóvenes para poder ganarle a Jaguares, que si ganamos estamos cerca de clasificar", reveló Vergara, dando también a conocer las fracturas que existen dentro del vestuario.

Vergara se dijo contagiado por la forma en que Raúl Arias lo convenció para tratar de empatar los criterios, los cuales, en principio de cuentas, parecían distantes.

"Yo tenía una imagen diferente de Raúl y se lo comenté a él sobre el juego defensivo. Estuvimos platicando muchas horas,  de su última experiencia con el Necaxa (donde descendió a los Rayos). Me gustó como asumió el reto del descenso y confío en que con la fuerza que me contagió podamos levantar a Chivas", reconoció un sonriente Vergara.

Dio a conocer que Arias firmó un contrato "a largo plazo", que después aclaró que es por tres años.

"Es un contrato a largo plazo y deseamos hacer un proceso en Chivas y hay un gran parte de ese proceso, pues tenemos un gran equipo, un material humano. Sabemos que hay que tomar el tiempo, que es poco a poco. Vamos por los resultados y está claro", dijo el dirigente.

Por su parte, Raúl Arias sostuvo que esta oportunidad le llega en un momento importante en su carrera, pues le llega "en plena madurez".

"Coinciden los tiempos, si esto se presentara hace siete años no habría sabido de qué se trata, ahora producto de los descalabros de la vida, creo que es justo que coincidan las cosas; es justo y coincide la enfermedad con la medicina y es la fórmula", indicó.

Sobre su impresión de Vergara, confesó que antes de conocerlo no era la mejor, incluso bromeó con ello, pero con el mutuo conocimiento se modificó su idea sobre su directivo.

"Daba la impresión de que era un tipo medio payasón, pero es una forma de pensar. Veo que hay mucha necesidad de tener gente capaz dentro de la institución y los experimentos son parte de eso, intentar crecer, es algo que nunca se ha dado y hoy Chivas lo es. Hoy nadie se aventura a hacer un estadio si no se tiene la ilusión y eso se contagia y te das cuenta que es producto del éxito", apuntó.

Sobre la forma en que convenció a Vergara para darle la confianza para hacerse cargo de este proyecto, explicó las formas.

"Aprendimos mutuamente, el convencer a alguien es como decir que hoy yo quiero hacer amigos y esta etapa en mi vida debo hacer cómplices donde nos podamos utilizar para crecer mutuamente y es la percepción diferente, hoy hay que unir la necesidad del enfermo con la medicina es lo que se busca, hoy estamos en el camino correcto porque los argumentos son válidos", sostuvo.

Abundó en las prioridades sobre estilos de juego y la necesidad que existe de obtener los resultados a corto plazo.

"Todos idealizamos a un equipo que gane y juegue bien, pero cuántos equipos en el mundo ganan y juegan bien, el Barcelona es uno; Chelsea es otro, pero el dilema principal es eficiencia o estilo. Hoy hay plantel, pero no hay equipo, estamos en ese proceso y veremos cómo nos acomodamos. Unificaremos ideas para ver cómo jugamos", aclaró.

Por ende, su prioridad en este momento es que su equipo mantenga un equilibrio constante, y que sobre todo puedan mantenerse siempre jugando con once jugadores, destacando así la disciplina que el equipo necesita.

"Que encuentren un equipo equilibrado y que permanentemente jueguen con once; el equilibrio es atacar con la mayor cantidad de gente y defender con los mismos, es mi ideal pero la diferencia son los tiempos", concluyó.


Tags: Raúl, Arias

Publicado por yelapa @ 20:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios