Gana dinero por compartir tus enlaces!
Domingo, 06 de septiembre de 2009

photo
Si hay victoria en vencer al enemigo, la hay mayor cuando el hombre se vence a sí mismo. José de San Martín

No es la victoria más dulce del periodo Javier Aguirre: es la victoria más plena de todo el ciclo mundialista, pasando por Hugo Sánchez, Chucho Ramírez, Sven -Göran Eriksson y ahora con el "Vasco".

Es, además, según demuestran las estadísticas, la primera victoria en toda la eliminatoria mundialista de Concacaf para la selección mexicana, desde aquella que se consiguió ante la débil Belice en cancha neutral (se jugó en Estados Unidos).

México no había ganado ningún partido como visitante en toda la eliminatoria, para acabar pronto. Y lo mejor de todo es que se ganó con toda autoridad, en una cancha difícil, ante un público no tan hostil como el hondureño o el salvadoreño, pero igualmente apasionado con su selección.

La actuación de Giovani dos Santos sirvió para confirmar que la joya del futbol mexicano del futuro ha vuelto a brillar y que, en contrapartida, desde que llegó Javier Aguirre la estrella actual, en antiguo imprescindible del “Tri”, Rafael Márquez, no ha jugado siquiera un minuto en esta nueva era.

La actuación de anoche ante Costa Rica fue un tanque de oxígeno en la tabla de calificaciones porque México ahora es tercero del hexagonal, le vienen dos partidos como local, nos esperan seis puntos obligados y podría colocarse en el primero o segundo del grupo al terminar sus juegos contra Honduras y El Salvador en el estadio Azteca. Cerraremos el hexagonal ante Trinidad y Tobago en Puerto España, tal vez con la calificación en el bolsillo.

El problema ahora le viene a los que visitan: Honduras que estará en el estadio Azteca ante México; Estados Unidos que se meterá a la cancha de Trinidad y Tobago; y Costa Rica, que visitará a El Salvador.

En la siguiente fecha, México vuelve a recibir en casa a los salvadoreños, mientras Costa Rica recibirá a Trinidad y Estados Unidos no la tendrá nada cómodo contra Honduras en tierras catrachas.

El panorama cambió, por supuesto. Pero no es un cambio leve: es un reforzamiento de confianza tras ganar la Copa América en la final 5-0 a Estados Unidos "B", luego se le ganó a Estados Unidos "A" 2-1 en el Azteca y ahora de visita se consigue la primera victoria, 3-0 sobre Costa Rica.

Aunque los gorriones televisivos aseguran que México ya está en el mundial, para incrementar las ventas en sus siguientes transmisiones, la verdad es que si Pitágoras no miente, todavía nos faltan de seis a siete puntos para calificar directo al mundial, sin tener que pasar por el repechaje ante el quinto lugar de la Conmebol.

De cualquier manera, qué grato ver en un gran nivel futbolístico a Guillermo Ochoa, a Ricardo Osorio, a Carlos Salcido, a Israel Castro, a Gerardo Torrado, a Cuauhtémoc Blanco, a Efraín Juárez y sobre todo a Giovani dos Santos, quien ahora, con más confianza y mejor arropado, fue pieza clave para conseguir la victoria de anoche, tal vez la más importante de México en los últimos 32 meses.

Y esta victoria sirve lo mismo para alegrar a 120 millones de fervorosos aficionados, como para cubrir la incompetencia de quienes dirigen a la Federación Mexicana de Futbol y cuyas torpezas están siendo cubiertas por el único tino que está resultando el regreso de Javier Aguirre a la selección y la incorporación de Néstor de la Torre, quien vino a privilegiar lo deportivo sobre lo económico en esta nueva administración.

Tags: Mexico, Costa, Rica

Publicado por yelapa @ 20:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios